10 Cosas que Todos Aprendemos Despues de Relaciones Tormentosas

Compartir en facebook
Una relación difícilmente es siempre color de rosa, aunque lo normal es que los buenos momentos pesen más que los malos, sin embargo, muchas veces y sin darnos cuenta caemos en relaciones toxicas que terminan por hacernos demasiado daño.

10 Cosas que Todos Aprendemos Despues de Relaciones Tormentosas

Sin embargo llega el momento de abrir los ojos y ver las cosas como son y la conclusión que con el tiempo sacamos es que a pesar de lo malas que fueron nos desearon muchas enseñanzas venas, sobre todo la de NO REPETIR la misma experiencia, con sus errores y tropiezos.

Hoy te dejo 10 de las principales cosas que todos aprendemos después de pasar por una relación tormentosa.


Nº 1. Aprendemos lo que buscamos en una relación: Después de las relaciones tormentosas tenemos muy claro que cosas queremos y cuáles no.

Nº 2. Aprendemos a decir NO: De la manera más cortés posible y sin dar a otros, aprendemos a decir no a personas que podemos apreciar porque después de una mala relación aprendemos a ser fuertes y seguros de las cosas que pensamos y decimos.

Nº 3. Aprendemos a ser realistas en temas de amor: Porque después de una mala experiencia nos damos cuenta que no todo es como lo pensábamos o soñábamos.

Nº 4. Aprendemos a no conformarnos con actitudes que no nos agradan: Porque cuando uno está en medio de una relación tormentosas, generalmente cede a maltratos. Estos mismos no son tolerados después de pasada la tormenta.

10 Cosas que Todos Aprendemos Despues de Relaciones Tormentosas

Nº 5. Nos reencontramos: Porque cuando vivimos dentro de una relación tormentosa perdemos nuestro norte y hasta dejamos de ser nosotros, sin embargo cuando salimos de estas relaciones no hay nada más satisfactorio  que volver a encontrarnos y recuperar todo lo que perdimos.

Nº 6. Nos damos cuenta del valor de la familia y amistades: Porque nos apoyan en todo momento sin importar nada. Son nuestra fuerza y base importante para salir del mal momento.

Nº 7. Nos hacemos más fuetes: Muchas veces, mucho más fuertes de lo que creíamos que podíamos ser, porque después de haber sobrevivido a un tormento te diste cuenta que saliste airoso.

Nº 8. Aprendemos a ser independientes: Y sobre todo a entender que todos necesitamos un tiempo libre solos, con o sin pareja necesitamos nuestro espacio.

Nº 9. Aprendemos a manejar nuestras emociones: Porque estamos tranquilos y somos más racionales que en medio de una relación tormentosa.

Nº 10. Nos damos cuenta de cuánto valemos: Porque aprendemos a gustarnos y aceptarnos felices tal y como somos. 

Compartir en facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores